Medalla de San Benito

Es mucha la mística que rodea a la famosísima   medalla de san Benito y es que a ella se le atribuye un gran poder para repeler al mal. Se trata de una de las medallas más antiguas de las que se tiene conocimiento de la cristiandad tiene dos caras pero antes de entrar en los detalles sobre su composición primero conozcamos brevemente su historia.

Historia breve de la  medalla de San Benito

medalla de san benito
Medalla de San Benito

Se desconoce el punto exacto de la historia en que se crearon las primeras  medallas de San Benito, se conoce que la primera de estas fue vista en el siglo XI en posesión del Papa León IX a quien había mordido una serpiente pero pudo recuperarse pronto y muchos creen que se debe al poder de la medalla.

Desde el siglo XII se comenzó a copiar el diseño de las medallas usadas por León IX para que los feligreses tuvieran acceso a estas sin embargo los expertos acuerdan que la versión en diseño y proporciones más fiel a las primeras son las “medallas de jubileo” la cual se presenta en 1880 por motivo de la conmemoración 1400 del nacimiento de  Benito Abad.

El diseño consta de una cara en la cual podemos ver la figura de San Benito con una cruz en su mano derecha y en la izquierda sostiene la afamada
“regla monástica”. Tanto a su derecha como izquierda podemos ver unas letras las cuales se traducen como “Cruz del Santo Padre Benito”.

En la otra cara de la medalla observamos una cruz en forma del símbolo “+” contiene varias iniciales incrustadas en la cruz así como otras fuera de ella al lado de cada cuadrante que forma. Estas iniciales bien acomodadas en la medalla tiene significados en la antigua lengua latín.

En cuanto a las iniciales escritas dentro de la cruz están colocadas las letras C.S.S.L.M (vertical) significan “Crux sacra sit mihi lux” que se traduce como “La cruz sea mi luz”, en sentido horizontal están las iniciales N.D.S.M.D por la oración “Numquam draco sit mihi dux” que significa “que el diablo no sea mi guía”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.